Big Bust

¡Hola, chicas!

Big Bust crema
Big Bust crema

Hará unos dos meses, me enganché a un programa de televisión de Estados Unidos por internet, que informaba sobre un producto que está causando furor entre las celebridades del cine y de la televisión allí. Se llama Big Bust (es decir, en español, “pechos grandes”). El programa en cuestión era de la presentadora famosísima Oprah Winfrey y de su compañero Dr. Oz, médico especializado en productos de estética y de salud.

La verdad es que este programa me dejó embelesada, porque tengo que confesar que tenía los pechos pequeños y caídos tras haber dado a luz a dos hijos. Por eso, hacía años que estaba buscando un producto que me ayudara a aumentar los pechos y, sobre todo, que les devolviera la forma erguida, redonda y juvenil que tenían antes, no solo por estética, sino porque estoy convencida de que a mi marido le encantaría. ))) Hasta entonces no había hallado ninguna solución, y no me planteaba pasar por una intervención de cirugía estética porque me daban miedo el bisturí y el dolor de la recuperación. Quiero tener contento a mi marido, ¡pero también tengo mis límites!

Tras mirar este programa sobre la crema Big Bust, la estuve buscando en España, hasta que encontré esta página web: es.new-bust-cream.com. Llama la atención que sea poco explicativa, pero he buscado más información sobre el producto, sus componentes, opiniones de usuarias a nivel mundial y, más que nada, quería probarlo y daros mi opinión y resultados que he logrado, de forma directa y personal para vosotras.

A lo largo del programa, hablaban de varias estrellas de Hollywood, como Scarlett Johansson y Kelly Brook, que han logrado subir media talla de pecho gracias a esta crema. Esto me hizo pensar que, si ellas lo están usando, es que debe ser eficaz. Decidí realizar un pedido en la página web oficial de Big Bust España y me llegó en 4 días, muy bien envuelto en una caja.

COMPRAR BIG BUST

Lo recibes en un envase de 80 ml, de plástico flexible, fácil de exprimir para sacar la cantidad necesaria. La crema Big Bust es suave, penetra bien en la piel y se absorbe con rapidez, sin dejar ningún rastro de grasa. Tiene un aroma agradable, por lo cual es un verdadero placer aplicarla.

Big Bust para ordenar
Resultado de la aplicación

Leyendo el folleto adjunto, me doy cuenta de que tiene dos ingredientes activos: extracto de raíz de Pueraria Mirifica, originaria de Malasia; que es un gran nutriente y protector de la piel con fitoestrógenos como activo principal. El segundo ingrediente activo es la rosa mosqueta, que se cultiva desde el siglo XVI y cuyo aceite mejora la elasticidad de la piel y previene las estrías. Una cosa que me encantó de esta crema que lleva estos dos ingredientes naturales es que no tienen ningún efecto secundario, y otra cosa que me encantó es que me permita evitar una intervención quirúrgica. Para terminar esta opinión, diré que su garantía son los excelentes resultados de los ensayos clínicos realizados por la Organización Mundial de la Salud en 14 países, lo cual me ha dejado tranquila. Me ha asombrado que miles de mujeres estén satisfechas tras el uso de la crema Big Bust; por sus comentarios en internet, parece ser que tiene un gran efecto en más del 95% de casos. Ahora solo me quedaba probarla, esperando formar parte de este 95%.

COMPRAR BIG BUST

Es fácil de aplicar: primero se pone la cantidad equivalente a una avellana en la punta de los dedos, y se masajea el pecho en círculos hasta que se absorbe completamente. Luego se vuelve a aplicar una segunda vez la misma cantidad de Big Bust, ahora desde el pezón hacia el exterior, con un movimiento giratorio todo el rato. Se aplica así dos veces al día, por la mañana y antes de acostarte por la noche. Tu pareja te puede ayudar, y puede ser un momento muy sensual para los dos…

Los resultados: tras una semana utilizando Big Bust día y noche, la piel del pecho estaba más suave y tersa, y las estrías se habían difuminado, pero no me pareció que los pechos hubieran crecido.

Al acabar la segunda semana de tratamiento, la piel parecía seda, sin rastro de estrías. ¡Mis pezones empiezan a apuntar hacia arriba! Mi marido dice que es gracias a sus masajes expertos, y es cierto que se esfuerza mucho, pero debo decir que esta crema es sorprendente: no sé si me crecerán los pechos, pero incluso si no fuera así, ya ha cumplido su deber estéticamente.

A la tercera semana, ahora sí, los pechos estaban aún más firmes, pero me parece que nunca habían estado como ahora: llenan el sujetador hasta el punto en que ya me parezco a Scarlett Johansson. Mi pareja se ha convertido en un apasionado masajista, solo le hace poca gracia lo de tener que comprar sujetadores nuevos, ¡ya sabéis bien lo que cuesta un buen sujetador…! Tras utilizar la crema Big Bust durante tres semanas, mis pechos han mejorado a nivel estético, tengo la piel muy sedosa y he ganado media talla de sujetador. He sacado del armario por primera vez en mucho tiempo ese vestido con un gran escote que antes era la delicia de mis pretendientes, y más en concreto de mi marido. El próximo mes vamos a dejar a los niños en casa de los abuelos y nos iremos dos semanas al Caribe, y no pienso tener ningún complejo a la hora de estrenar un bikini tan pequeño que sea de infarto, ¡hasta me atrae la idea de probar esto de llevar un monokini!

antes y después de Big Bust
antes y después de

Mientras estoy escribiendo esta entrada de blog, estoy en la cuarta semana de tratamiento con la crema Big Bust, y creo que seguimos yendo bien; puedo decir que me ha salvado de forma definitiva, los hombres se giran a mirarme como nunca antes, mi vida de pareja ha ganado en calidad… ¡Los celos hacen que tu marido se rinda a tus pies! Mis amigas me han pedido cómo y dónde pueden comprar Big Bust en España, lo cual os contaré enseguida y, viendo el precio que tiene (comprando en Big Bust España) merece la pena probarla, especialmente si utilizando esta crema puedes evitar una intervención quirúrgica, sus posibles efectos secundarios y todo el dolor que viene después de la operación. Hay que tener en cuenta que Big Bust no hará que pases de ser plana como una tabla de planchar a tener unos pechos enormes, pero puedes llegar a lograr entre media talla y una talla completa más de sujetador.

Es muy fácil comprar la crema Big Bust: como ya he comentado, hay que entrar en la página web es.new-bust-cream.com, rellenar el formulario y, en escasos días, recibiréis el paquete en casa. (IMPORTANTE: acabo de ver que en la página web de Big Bust España hay una promoción del 50% de descuento, realizad vuestros pedidos rápidamente porque parece que tiene un límite de tiempo. ¿Por qué no me habrá tocado a mí?). Cuando ya tengáis la crema Big Bust, simplemente leed las instrucciones y utilizadla… ¡Con ayuda de vuestra pareja o sin ella!

COMPRAR BIG BUST

Es importante que no os engañen con productos falsos o que no os fiéis de productos con el mismo nombre presentes en otras páginas web, porque pueden ser imitaciones o copias con productos químicos que, en el mejor de los casos, serán totalmente ineficaces y, en el peor de los casos, pueden ser malísimas para la piel y los tejidos de los pechos. Encontraréis la crema Big Bust original y única, de forma exclusiva, en esta página web que os comento.

Como ya os he explicado, me decidí a probar Big Bust tras ver este programa de televisión y, más que nada, por la gran cantidad de comentarios positivos de mujeres de todo el mundo y también de España. Os anoto algunos de los comentarios.

Comentarios en la página web, sobre la crema Big Bust:

antes y después
antes y después de la crema

Amélie, 33 años, Francia: tras un embarazo y varias épocas en las que estuve engordando y adelgazando, mis pechos parecían dos bolsas y estaban arrugados como pasas. Mi madre, que por cierto está impresionante a pesar de su edad, me contó su secreto, la crema Big Bust. 3 días después de haberla pedido, ya la había recibido y me la estaba aplicando. Tras la primera semana utilizando Big Bust, la piel estaba más lisa y las arrugas y estrías habían disminuido de forma considerable. La piel estaba más consistente, suave y sedosa, con un delicado efecto “piel de melocotón”. Durante la segunda semana, empecé a percibir las diferencias de verdad: mis pechos empezaron a llenarse de nuevo, más firmes y con una forma bonita. No daba crédito: nunca pensé que volvería a ver mis pechos así. Durante la terca semana y la cuarta semana se definieron aún más y logré subir una talla de sujetador. Mi vida ha cambiado por completo, tengo a mi marido encantado y ahora me puedo comprar la ropa que siempre había querido. ¡Muchas gracias!

Jessica, 26 años, Manchester:

Os voy a explicar mi experiencia con el producto Big Bust. A causa de un problema hormonal, engordé hasta los 115 kilos. Los chicos pasaron a ser cosa del pasado, perdí mi trabajo (no por estar gorda, sino porque mis capacidades empeoraron por sufrir depresión, no rendir en el trabajo y encontrarme físicamente mal). En algún momento, una clínica especializada a unos 100 km de casa logró estabilizar mi peso y, tras esforzarme durante meses con tratamientos hormonales, dietas y ejercicio, volví a adelgazar hasta mi peso anterior e ideal, 63 kilos. Me sentía bien y mi cuerpo en general se mantuvo firme gracias al ejercicio en el gimnasio: nalgas, estómago… Pero con una excepción: los pechos habían pasado de ser firmes y voluminosos a ser dos globos deshinchados y arrugados. Cuando me dieron el alta en la clínica, me dieron información sobre una clínica de cirugía estética de Manchester. Triste y desesperada, ya me iba a subir al taxi saliendo de la clínica, cuando una de mis enfermeras (cuyo nombre no mencionaré) se acercó y me dio un papel con la dirección web de la crema Big Bust. Me dijo en voz baja: “antes de operarte, prueba esto”. Le estaré eternamente agradecida, porque me ha cambiado completamente la vida. En menos de un mes logré tener los pechos que tenía antes. No sé si han crecido, pero vuelven a tener una forma preciosa y a estar erguidos. Tengo la piel suave y lisa, y los chicos se acercan a mí como moscas. He vuelto a ser diseñadora jefe en la revista donde trabajaba antes. ¡Gracias a Big Bust y a mi gran ángel de la guarda de esa clínica!

Mari Carmen, 42 años, Barcelona:

Recientemente había empezado a notar que mis pechos estaban cambiando. Con la edad, la piel empieza a ceder, porque pierde suavidad y elasticidad. No me gustaba como me quedaba la ropa con escote y dejé de comprarla. Pero encontré mi salvación en esta increíble crema, cuyos resultados fueron totalmente asombrosos. Tras dos semanas utilizándola, las arrugas del escote empezaron a desaparecer, mis pechos se volvieron más firmes y turgentes, con la piel suave y elástica de nuevo. Tras cuatro semanas, noté un efecto “push up” considerable y un mayor volumen: ahora he pasado a la copa C de la talla 102 a la talla 104.

Sandra, 29 años, Valencia:

tuve un embarazo de riesgo, en el cual engordé más de 20 kilos. Cuando por fin logré, no sin esfuerzo, perderlos de nuevo, me asusté al ver mis pechos. Estaban caídos y feos: habían perdido la elasticidad, y parecían de una mujer de 80 años. A mi pareja siempre le habían encantado mis pechos, así que me ofreció la crema Big Bust, que había estado buscando sin decirme nada. Eso no me hizo nada de gracia en aquel momento, pero ahora se lo agradezco mucho. Hemos vuelto a nuestros juegos en la cama y me vuelve a gustar desnudarme delante de él como cuando éramos recién casados.

Carolina, 44 años, Málaga:

Me faltan palabras para expresarlo, porque no creía nada en las cremas milagrosas, pero esta me ha dejado asombrada. Yo que pensaba que ya lo sabía todo, a mis 44 años, y Big Bust fue un secreto que me contó mi hija tras su embarazo. Yo no me lo quería creer, pero la verdad es que tendría que haberme callado y haberla probado de inmediato: ahora, para mi asombro, me han desaparecido las estrías, tengo la piel suave y puedo llevar escote otra vez con confianza. Toda España debería conocer este producto ya, yo ya lo he contado a mis amigas.

Ángela 32 años Badajoz:

cuando mi hermana volvió de Londres, me comentó que allí se hablaba mucho de una crema llamada Big Bust, que ofrece excelentes resultados para aumentar los pechos sin pasar por una intervención quirúrgica, con los costes y los riesgos que tiene. Dado que por naturaleza no tengo los pechos muy grandes (al revés que mi hermana), decidí a pedir esta crema en la página web en inglés. La recibí al cabo de una semana, y empecé a aplicármela de inmediato. Debo decir que, durante el mes que llevo de tratamiento, ¡ya he subido una talla y media de sujetador! No me lo creo: mi hermana por fin ha dejado de reírse de mi ropa. Ahora he visto que existe una página web oficial de Big Bust en España; me habría ahorrado los gastos de envío, y además veo que ahora tienen una promoción increíble del 50% de descuento…

Ana 26 años Oviedo:

os informo a todas; soy una mujer nueva. He pasado de ser el patito feo a ser un cisne, o eso me comentan asombradas mis compañeras de la oficina. Hace unos meses, tras un desengaño amoroso, empecé a comer mal, dejé de salir a pasear por la playa con el perro… Total un desastre: me quedé en el sofá con palomitas y pizza, mi perro salía de paseo en solitario hasta la esquina y volvía a casa… Y en el trabajo no me veían muy a menudo. Al final, una buena amiga me espabiló y me devolvió a la realidad: volví a andar, por el bien de mi perro y por el mío, fui bajando de peso, empecé a comer sano, y volví a mi peso inicial mientras empezaba a ver a los chicos de otra forma de nuevo. Pero, para mi tristeza, una de mis mejores armas de seducción, que habían sido mis pechos, ahora estaban caídos, deshinchados, con estrías… Me tuve que olvidar de los escotes y de las camisas entreabiertas. Por suerte, esta misma amiga me evitó acabar como una vieja solterona, porque me dio a conocer, tomando un café una tarde de lluvia, que había oído hablar de una crema llamada Big Bust, que estaba siendo una decente competencia de las clínicas de cirugía estética, para su gran fastidio. No lo pensé ni lo dudé: pedí el primer bote por internet, dado que, por su precio, no tenía nada que perder. Tras un mes utilizándola, lo mejor que puedo hacer es mostraros la imagen del antes y del después. Sí, en ambas imágenes soy yo.

Bien, chicas: como veis, los comentarios son positivos, hay cientos de comentarios más en internet, solo de mujeres españolas, en distintas situaciones y edades, a las cuales la crema Big Bust ha ayudado y evitado una intervención quirúrgica estética, con todos sus efectos secundarios, su dolor y su precio. Os deseo que os vaya tan bien como a mí.

Un abrazo, Carlota.

Comprar Big Bust

COMPRAR BIG BUST

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *